UN CUBO DE RUBIK


Hace muy poco, viendo a una enana hacer el cubo de rubik empecé a pensar en como van sucediendo las cosas, las cosas que nos pasan día a día, la forma de actuar que tenemos y es que como siempre, cada vez que veo algo pienso en como eso puede ayudar a las personas a mejorar o a hacer algo diferente…en realidad en lo único que pienso es en como complicar las cosas cuando en realidad son más sencillas, jajajajaja. Lo siento mucho por quienes se atrevan a leer esto.


¿Os habéis fijado alguna vez en un cubo de rubik? si lo habéis hecho habreis podido ver que tiene mil colores, que además no están ordenados y que tienes que combinarlos de mil maneras antes de llegar a completar cada cara del mismo color. Interesante ¿no?, bueno pues para mí, sí.

Imaginad, ¿y si la vida no es más que un montón de situaciones que tienes que aprender a manejar de mil maneras distintas? ¿y si antes de tener completa tu forma de ser tienes que pasar por contactar con el máximo número de personas, comprenderles, ayudarles, aprender de ellas? o mejor aún ¿y si todos formamos parte de un gran cubo de rubik con miles de permutaciones posibles? la vida podría ser como un cubo de rubik, igual que puede ser mil cosas más.

Si la vida fuese como un cubo de rubik eso significaría que tú tienes que aprender a estar con personas muy distintas, que tienes que convivir con personas diferentes de lo que tú eres o de cómo te sientes, o que piensan diferente, pero que son fundamentales para que tu juego continúe, de hecho si sabes comprenderlas y trabajar con ellas podrás encontrar por fin tu combinación perfecta. Eso sí, la magia del cubo está en poder disfrutar de él siempre que te apetezca y para disfrutar del cubo no te queda otra que romper la perfección de la unidad de colores y volver a mezclarlos, así podrás jugar siempre que quieras. La magia de encontrar tu combinación es la misma, cuando la encuentres vuelves a cambiarla, conectas de nuevo con aquellas personas que conociste y dejas que vuelvan a contagiarte con sus vidas, así nunca te aburres, siempre aprendes y el juego nunca acaba.

Yo siempre digo que dudo de todo lo que creo, que dudo de todo lo que hago, para mí es la única forma de saber que no voy a parar nunca de ser curioso e intentar aprender. Eso no significa que no esté seguro de lo que hago o creo, simplemente que las dudas me ayudan a seguir buscando explicaciones y a seguir mejorando como persona. Por eso como en el cubo, siempre hay que estar innovando un poco, y siempre hay que dudar del movimiento que haces, aunque debes de estar muy seguro cuando lo haces, si te equivocas no pasa nada seguro que se arregla y además habrás aprendido algo nuevo. Tengo cierta influencia matemática así que no me puedo resistir a deciros que la cantidad de permutaciones del cubo es:

{8! \cdot 12! \cdot 3^7 \cdot 2^{11}} \over 2 = 43.252.003.274.489.856.000

con todas estas permutaciones por hacer imaginaros la de posibilidades que tenemos a lo largo de nuestra vida, así que no sé que coño haceis perdiendo el tiempo en leer chorradas como la que escribo y no estais buscando vuestra próxima permutación, jajaja.

Un punto más a favor del cubo, hay soluciones, movimientos que nos permiten hacerlo de forma rápida y sencilla. Como en todo, ha habido personas que ya lo hicieron y que nos dan los pasos que ellos siguieron para que nos sea más fácil terminarlo, así que todo el mundo puede con un poco de paciencia hacer un cubito, incluso podrás tener personas a tu lado que sepan hacerlo y te ayuden, pero no dependas de ellas para hacerlo. Yo pienso que eso está bien para empezar, para saber que tú puedes hacerlo, pero una vez que te sientas capaz de hacerlo tienes que intentar hacerlo por tí mismo, sin seguir métodos, sin fijarte en ellos, puede que sin querer tu solución coincida con la de otra persona, pero no trates de seguir ninguna, construye tu propia solución.

En la vida deberíamos de hacer lo mismo, hay que personas que nos pueden ayudar, personas que incluso te aconsejan porque ellas ya han pasado por lo mismo, porque tienen una solución, su solución, pero tú debes de buscar tu propia combinación, sabiendo que puedes contar con los demás, sabiendo que te puedes apoyar en más personas, pero que son tus propios movimientos. Un último consejo en este sentido, cuanto más difícil sea llegar a la solución, cuanto más mezclados estén tus colores más divertido será buscar tus combinaciones.

Por último, la enana que hacía el cubo me dijo que había muchas variaciones del cubo, de hecho pude ver una estrella que me dejó alucinado, así que no hay excusas para seguir planteándose retos ¡¡no es alucinante!!… joder que friki soy, pero en la vida sería igual, si crees que tienes tu cubo perfectamente solucionado, si eres tan list@ que crees que tu solición es la más optima y no tienes que seguir combinando, no te acomodes, buscate un nuevo reto, aspira a algo más dificil e intenta seguir haciendo combinaciones, siempre nos queda algo nuevo que aprender.
Anuncios

4 responses to “UN CUBO DE RUBIK

  • En 2014… No dejéis de soñar | Palabras contra el muro

    […] encuentros, re-encuentros, proyectos, logros y, sobre todo, sueños. 2013 me dio nuevas caras para mi cubo, y me hizo aprender mucho de cada persona que encontré en el […]

  • 2013 será un nuevo año… « Palabras contra el muro

    […] será un nuevo año, un año para seguir caminando, un año para seguir construyendo nuestro propio cubo de rubik, un año para seguir uniendo conciencias y compromisos. Será tu año, el año de quienes no se […]

  • 2012, para que todo cambie… « Palabras contra el muro

    […] personas que en ellas se encontraban inmersas, cada uno de los encuentros forma parte ya de una de esas caras del cubo que nunca hay que dejar de seguir […]

  • SiR NaSSaN

    Para empezar, quiero que sepas que eres un cabrón por escribir las entradas que escribes, jejejejejeje.Menudo estás hecho, tío, nunca dejas de sorprenderme con tus filosóficas entradas, que para mi gusto, suelen rozar la perfección. Esta en particular, me ha gustado bastante, sobre todo, por saber comparar las cosas que te pasan en la vida y las soluciones que puedes darles, con lo que pasa cuando intentas formar y ponerle todos sus lados con sus colores iguales a un cubo de rubik.De verdad, si no supiera que eres tú y no te conociera, podría confundirte con Jorge Bucay perfectamente. Haces unas asociaciones y unas explicaciones tan lógicas y tan fáciles para dar a entender lo que quieres decir, que lo flipo, jejejejeje.En fin tío, espero y deseo, que siempre sigas siendo así, que sigas llevando tu inteligencia contigo allá donde vayas y que nada ni nadie te haga cambiar por nada.Un abrazo grande, David. Y que sepas, que soy tu mayor fan!!

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: