LA IGLESIA… SIEMPRE CON LOS POBRES

Una vez más, y presiento que no será la última, tengo qu dejar de lado algunos post que tenía preparados para el blog y comentar algo de actualidad, algo que es de tal actualidad que aún no ha ocurrido. Presiento que me voy a meter en terreno resbaladizo, pero es que hay cosas que ponen los pelos de punta a cualquiera.

El próximo septiembre las niñas y niños volverán a sus respectivos colegios, comenzando las odiosas clases; los mayores sentirán de nuevo el sindrome post-vacacional y seguirán preocupados por como salir de la crisis; las Universidades se prepararán para un nuevo curso, en algunas un curso que será muy movidito en normativas, reglamentos, permanencias y demás, y mientras todo esto ocurre la iglesia volverá una vez más a demostrar que su objetivo máximo es estar con las personas que más ayuda neccesitan, para no perder la costumbre.

En los últimos años hemos vivido algo insólito, la iglesia, o su cúpula de poder, sacando a la calle a sus fieles contra la ley del aborto, contra el matrimonio homosexual, contra la adopción de niñas y niños por parte de parejas gays, incluso se han manifestado en rueda de prensa para decir quien es culpable de esta crisis económica. Una pena que no se hayan manifestado en ningún momento en contra de las guerras en el tercer mundo o de la ultitud de niños y niñas que pierden la vida por falta de alimento, por aquellos que no tienen acceso a la educación o en contra de quienes explotan a los trabajadores para obtener más riqueza. Pero esto es otra historia.

El próximo septiembre, en Granada, tendrá lugar la tan esperada beatificación de Fray Leopoldo de Alpandeire, cualquier persona que haya visitado o estudiado en Granada conoce a este fraile, sí es aquel de quién nuestros respectivos familiares nos piden siempre una estampita, medallita, etc. Respetando en todo caso lo que quieran atribuirle y por su puesto que la iglesia quiera o no beatificarlo y en un futuro santificarlo (cada cual con sus creencias que haga lo que quiera). Lo que me parece intolerante y por supuesto no me puedo callar es que es que que se gasten ¡¡¡2,5 millones de euros en en una beatifiación!!!.

Según tenía entendido este seños, Fray Leopoldo, dedicó su vida a los pobres, viviendo el mismo con lo mínimo, me pregunto que le parecerá que dediquen ese dinero a un evento para su betificación. Siempre he admirado a aquellas personas que han dedicado su vida o parte de ella a ayudar a las demás personas sin esperar recibir nada a cambio y más aún sin intentar imponerles nada por recibir esa ayuda.

Me produce una sorpresa y por supuesto una carcajada tremenda que los organizadores de tal evento digan que se gastará ese dinero y además que no han recibido ayuda económica de la administración pública, ¡¡lo que faltaba!!, encima tendríamos que pagar todos las beatificaciones religiosas, me pregunto si algo de ese dinero provendrá del casillero de la declaración de Hacienda “destinado a fines sociales de la iglesia”, espero que no, sobre todo por quienes la marcan.

Una vez más la iglesia, o sus representantes, dejan claro que lo más importante dentro de esta institución es la parafernalia que se monta alrededor de eventos como este y sobre todo que el dinero a causas humanitarias se ve mermado para dedicarlo a homenajear a una persona que dedicó su vida a ayudar a los más pobres ¡¡buena forma de predicar con el ejemplo!!.

Por cierto si alguien quiere asistir al evento, se llevará a cabo en la base militar de armilla y costará 20€ por persona, ya se sabe… como donativo de solidaridad.

Para más información podéis leer el IDEAL o el GRANADA HOY del 6 de julio, no es broma ni invención.
Anuncios

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: