Dicen que en una litrona…

La semana pasada tuve la enorme suerte de escuchar, sí escuchar, a la juventud hablar sin miedo y sin limites de ellos mismos. La experiencia me despertó un nuevo optimismo y sobre todo la certeza de que estamos acabando con las voces críticas desde nuestro propio sistema educativo.

No estaría mal que como ya hacen algún que otro profesor o profesora nos pararámos a escuchar lo que dicen nuestros jóvenes en lugar de intentar darles lecciones de historias no vividas.

Y como hoy la cosa ha comenzado con carnavales, no tengo más remedio que dejar esta letra que para mí es el mayor homenaje a una juventud a la que no paramos de culpar de los errores de sus adultos.

“Dicen que en una litrona emborrachan el presente,
que el humo de los canutos les dibuja otras quimeras.
Dicen que toman la noche, desvelando a los durmientes,
con la música rugiente, que se mean en las aceras,
que vomitan en las plazas, las tripas de sus estudios,
que desnudan sus amores, sin saber lo que es amar,
que envenenan sus lenguas, insultando a los mayores,
porque no tienen cojones de vivir ‘pa’ trabajar.

Mentira, sólo piden un futuro,
‘pa’ un montón de socialistas, populares y cuentistas,
que ‘na’ más les dan por culo.
Vergüenza, no recuerdan la vergüenza,
de una España de ‘paraos’, inmigrantes y ‘jubilaos’
que ya no levantan cabeza.

A las calles camaradas, por la revolución,
vamos a meterle miedo a un Gobierno ladrón.
Como el Mayo de las Flores, que se escuche la voz
de los jóvenes del mundo.

Mi botella, yo levanto mi botella,
y otra vez vuelvo a brindar
por vuestra dignidad,
compañeros de fatiga.
Ya lo dijo el propio Che:
“prefiero morir de pie
a vivir de rodillas”

(Antonio Martinez Ares)

Anuncios

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: